Por qué apagar la cámara web durante las videollamadas ayuda al medio ambiente

Cada pequeño gesto cuenta, en particular para ayudar al planeta a reducir su huella de carbono y frenar el cambio climático. En gran medida, las empresas responsables de las emisiones contaminantes deben jugar un papel muy activo. Pero no es menos cierto que los usuarios también pueden contribuir con pequeños gestos.

2020 fue el año en que todo cambió. Una pandemia ha trastornado la vida en todo el mundo y ha provocado una fuerte aceleración de la digitalización. Por ejemplo, solo en nuestro país ya están 3.000.000 de teletrabajadores. Eso es el triple que el año anterior, según fuentes del Instituto Nacional de Estadística analizadas por Randstad.

Esto significa un aumento de las reuniones virtuales y del consumo de dispositivos electrónicos. Según un estudio de la Universidad de Purdue en Indiana, la Universidad de Yale y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (EEUU), el aumento del teletrabajo y el tiempo que pasamos en casa a causa del confinamiento causar un profundo impacto en el medio ambiente. Y es que la transmisión y recepción de datos a través de Internet contamina, y mucho.

¿Somos conscientes del impacto ecológico del uso de Internet?

Por qué apagar la cámara web durante las videollamadas ayuda al medio ambiente

Retransmisiones de una hora de videoconferencia o cualquier retransmisión en streaming (un directo en Twitch, por ejemplo) entre 150 gramos y 1 kilogramo de dióxido de carbono. Para poner esta cifra en perspectiva: 3 litros de gasolina que consume un automóvil emite aproximadamente 8 kilogramos de dióxido de carbono. Además, esta misma hora consume entre 2 y 12 litros de agua, además de una superficie de tierra del tamaño de un iPad Mini.

El problema de la pandemia es global. De ahí el aumento del uso de electrodomésticos también. Varios países han informado que el uso de Internet ha aumentado al menos un 20% desde marzo del año pasado debido a los cierres. Y es que, según el citado estudio, si la tendencia continúa al ritmo actual y continúa hasta finales de este año, se tardará un bosque de 115.229,03 kilómetros cuadrados para neutralizar el carbono emitido por dicho aumento. ¿Qué pasa con el agua y el suelo necesarios para que todo funcione sin problemas? La cantidad precisa para llenar 300.000 piscinas olímpicas, por un lado, y todo el terreno que ocupa Los Ángeles (EEUU), por otro.

Leer:   como se usa y para que sirve

El equipo de investigación calculó la huella de carbono asociada a los datos consumidos por aplicaciones como Twitter, Facebook, Zoom, Instagram y otras 12 redes y plataformas sociales, así como videojuegos online. La conclusión a la que llegaron es que cuanto más video se consume al usar aplicaciones, mayor es el impacto ambiental.

Kaveh Madani, director del estudio, lanzó una interesante reflexión sobre estos resultados: “Los bancos siempre alertan sobre el impacto ambiental positivo de la desmaterialización. Pero nadie dice nada sobre el beneficio de apagar la cámara o para reducir la calidad de la transmisión. Sin su consentimiento, las plataformas aumentan su huella ambiental.

Con la suma de pequeños gestos se consigue algo grande

Por qué apagar la cámara web durante las videollamadas ayuda al medio ambiente

Cuando se lleve a cabo una reunión virtual, se deberán establecer con anticipación los requisitos correspondientes. En muchas ocasiones, el uso de video en estas reuniones no es necesario. En este caso, el escenario ideal sería que la cámara esté apagada. Otro gesto importante con el que puedes contribuir con el medio ambiente es seleccionar el calidad de transmisión de un contenido. Si no tienes un televisor con pantalla 4K, es mejor elegir 1080p, porque el consumo de energía será mucho menor.

Deshabilitar la cámara web durante una videollamada no es lo único que hay que hacer. ¿Qué otras acciones se pueden incorporar a la rutina diaria para reducir la huella de carbono?

  • cable de red mejor que wifi: Siempre que sea posible, es mejor navegar por Internet con un cable Ethernet, ya que consume menos energía.
  • Reducir el brillo de la pantalla siempre que no interfiera con la ejecución de las actividades de que se trate.
  • Usar el modo de suspensión. Si ha pasado 15 o 30 minutos de inactividad en su computadora, su computadora debería ir automáticamente a dormir. Si ya no se va a utilizar, se recomienda apagarlo.
  • apaga el monitor. No solo es eficiente apagar la computadora: el monitor también debe permanecer apagado y no solo en standby. Esto también debería aplicarse a otros electrodomésticos.
Leer:   7 consejos de ciberseguridad para unas vacaciones tranquilas

Juntos podemos reducir la huella de carbono y con ello frenar el cambio climático. Una tarea global de empresas y particulares de la que depende nuestro planeta para su supervivencia.

Escrito por Antonio Brett

Fotos | Unsplash (portada), (1), (2)

Gracias por leer absolutoyrelativo.com. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario