¿Cuál es la mejor fibra sin permanencia?

Aunque aún hay operadores que nos obligan a estar durante unos meses con el mismo operador y no cambiarnos hasta que pase este tiempo. Si nos cambiamos, debemos pagar una penalización o debemos asumir el coste de la instalación. Esto ha sido, durante años, lo habitual. Pero ya son muchos los operadores y las compañías que nos ofrecen fibra sin permanencia a buen precio y hay mucho donde elegir, muchas opciones entre las que podemos escoger.

Algunas de las tarifas de fibra son sin permanencia cuando contratamos también una línea móvil asociada a nuestro contrato, por ejemplo, o un paquete de televisión. Algunos operadores ofrecen tarifas con permanencia y sin permanencia y otros (como es el caso de O2) presumen de libertad total contrates l9o que contrates sin permanencia ni penalizaciones y con la instalación gratis incluida en el precio.

Hay muchas opciones entre las que elegir y aquí puedes encontrar algunas de ellas.

Ventajas de no tener permanencia

La principal ventaja de no tener permanencia, como es lógico, es que puedes irte cuando quieras. Puede que solo quieras tener Internet en un piso o una casa durante los meses de verano, por ejemplo, porque vas a pasar allí las vacaciones. O simplemente que quieras la instalación de fibra en un piso en el que vas a estar de alquiler seis meses o nueve meses y no te compense tener una permanencia de un año porque sabes que antes de ese tiempo tendrás que irte y quizá no quieres trasladar la fibra a otro domicilio. En estos casos, no tener permanencia es una ventaja porque sabemos que no habrá ningún tipo de penalización.

Leer:   Cómo descargar tus facturas de Jazztel

Pero también porque simplemente no estés contento con el operador y quieras irte. Si no te gusta el servicio que te están ofreciendo o no te gusta lo que te da ese operador durante el primer mes o el segundo mes en el que lo tienes contratado, sabes que puedes irte sin problemas si estás cansado de pelear por cortes en la línea o porque la cobertura o la calidad no es la que esperabas al contratarlo.

Tenemos más libertad si aparece una nueva tarifa o un nuevo operador que nos parece mejor y queremos cambiarnos, sin dar explicaciones de por qué nos vamos o sin pelear por dar de baja nuestra fibra en ese operador

Desventajas de tener permanencia

No hay ningún inconveniente en tener permanencia salvo el hecho de que puede que tengamos que pagar un poco más en el mismo servicio que si elegimos la opción con permanencia. De hecho, algunos operadores nos ofrecen la posibilidad de elegir qué queremos y elegir esa misma tarifa con permanencia o sin ella según si queremos pagar más o menos a cambio de la obligación de quedarnos durante un tiempo.

Más allá de esta desventaja, no hay ninguna más a la hora de escoger estas tarifas porque nos ofrecen lo mismo pero con una mayor libertad.

Gracias por leer absolutoyrelativo.com. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario