Disfruta de tu Raspberry Pi con estos sistemas operativos

Si buscamos este sistema operativo, podemos encontrar tres versiones diferentes:

  • terminado: esta versión viene con todo lo necesario para empezar a trabajar sin problemas, como si fuera un ordenador normal.
  • la norma: en este caso solo viene lo básico y no tenemos ningún tipo de programa preinstalado, salvo lo imprescindible.
  • luz: Ocupa solo 400 Mo por lo que comprenderás que solo tiene lo necesario para arrancar. A partir de ahí, cada uno debe instalar lo que le resulte más útil.

Una de las características más interesantes de este sistema operativo es que es muy fácil de usar, gracias a la sencillez de su interfaz. Lástima que no sea algo más rápido en las actualizaciones.

OSMC, piel Kodi

OSMC

A través de este sistema operativo obtendremos la piel de kodi en nuestra Raspberry Pi. Funciona muy bien y el diseño es muy atractivo, además de fluido. Tener esta apariencia lo convierte en una muy buena experiencia. Una de las partes más notables es que las actualizaciones son bastante comunes, lo cual es extremadamente positivo.

RISC OS Pi, para los menos experimentados

Sistema operativo RISCPi

Es un sistema operativo diseñado para los usuarios que no están familiarizados con en la frambuesa pi. Las aplicaciones se abren una por una, aunque esto parezca una limitación, será algo que ayudará a muchas personas que son nuevas en este mundo.

Es el sistema operativo más cómodo si queremos aprender a trabajar con este dispositivo, ya que además de ser muy ligero (ocupa sólo 16 MB de memoria), su nivel es ideal para principiantes.

kalilinux

kalilinux

Es un sistema operativo orientado a la seguridad en redes, no en vano cuenta con más de 600 herramientas orientadas a este fin, como un escáner de red Nmap o un programa de criptografía.

Leer:   Sólo por usar Mi Movistar puedes ganar un Samsung Galaxy Z Fold3 5G

Lo que realmente nos gusta es que las actualizaciones de software y seguridad son bastante comunes, lo que significa que siempre tenemos lo último en este sistema.

El diseño y funcionamiento en sí es sencillo y algo austero, ya que todo el potencial reside en la seguridad que ofrece al usuario. Tiene una comunidad muy grande que usa esta compilación, lo que la convierte en una muy buena perspectiva.

Pidora, muy fluida

pidora

Es un sistema que tiene un modo headless, por lo que no necesitamos tener un monitor conectado al microordenador para acceder a él. Es extremadamente adecuado para Raspberry Pi y funciona tan bien como el sistema oficial. Eso sí, no es apto para personas que no tengan ya experiencia con este tipo de sistemas, ya que no es intuitivo y su interfaz tampoco es muy útil. Podemos poner como punto menos positivo el hecho de que necesita muchos recursos de Raspberry Pi para funcionar, los cuales debemos controlar a la hora de trabajar con él.

SARPi, control total

SARPS

En el sitio web para desarrolladores de SARPi, tenemos paquetes de instalación para todas las versiones de Raspberry Pi, que nos permiten descargar software o herramientas para instalar en el sistema.

recibe actualizaciones y paquetes de seguridad con cierta regularidad, por lo que tendremos un sistema de última generación. Tenemos que ser nosotros los que instalemos todas las apps que necesitemos, ya que apenas hay preinstaladas. Digamos que lo peor es que necesita muchos recursos informáticos para funcionar, mientras que lo mejor es que tenemos un control total sobre todo lo relacionado con la configuración del funcionamiento del propio sistema operativo.

Leer:   Este emulador te permite jugar en 3D a juegos de NES

RetroPie, para que sea una consola

pie trasero

Gracias a RetroPie convertiremos nuestra Raspberry Pi en una consola retro. De hecho, lo que usamos es Raspberry Pi OS, pero con la apariencia que le dieron sus creadores. RetroPie está ejecutando Emulation Station para que podamos usar nuestro dispositivo como si fuera una consola, viendo el juegos de alta calidad cómo disfrutarlos Podemos decir que lo peor de esta distribución es que es bastante pesada y consume muchos recursos, por lo que se puede producir una especie de ralentización, dependiendo de la situación.

Lakka, para jugar más ligero

lakka

Lakka es también un sistema operativo para jugar en la Rapsberry Pi, pero se diferencia fundamentalmente en que es muy ligero en su funcionamiento y sencillo en su interfaz. los El diseño de Lakka se puede comparar con el de PlayStationya que la estructura, color y funcionamiento es igual a la consola de Sony.

Es uno de los mejores sistemas operativos que podemos instalar en la Raspberry Pi si queremos usarla como una consola retro, ya que funciona bien con una interfaz que, como comentábamos antes, está muy lograda. y nos es muy familiar.

Seguramente, gracias a estos sistemas operativos que te hemos mostrado, podrás sacarle el máximo partido a tu Raspeberry Pi y disfrutar de este producto en todo lo que más te interese.

Gracias por leer absolutoyrelativo.com. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario